jueves, 21 de septiembre de 2017

Mini Trenzas de hojaldre, Nocilla y plátano


Quien me seguís un poquito por aquí y por las RRSS sabéis lo que me gusta el hojaldre, bueno y a los que acabáis de aterrizar por aquí os lo digo: SOY LA TONTA DEL HOJALDRE, jejeje.

Y es que es un ingrediente tan versátil y tan socorrido cuando queremos hacer algo rápido y bueno...


Tanto para recetas dulces como saladas. A mi maridín le encanta preparar la pizza con base de hojaldre, y a mi...pues hacer cositas así, jejeje.

Con una lámina de hojaldre y muy poquitos ingredientes tenemos esta delicia.


Mini-trenzas de hojaldre, Nocilla y plátano

Ingredientes (para 4 trenzas):
  • 1 lámina de hojaldre
  • Nocilla 
  • 2 plátanos medianos
  • 1 huevo
  • Azúcar glas (para espolvorear)

Elaboración:

En primer lugar sacamos el hojaldre del frigorífico 15 minutos antes de empezar la elaboración (para evitar que se nos rompa o agriete al desenrollarlo).

Estiramos la lámina bien y la cortamos en 4 partes (un corte horizontal que la divide en dos, y otro en vertical que la divide en 4).

En cada cuadrado hacemos cortes transversales con los que luego haremos la trenza, sin llegar al centro.


Extendemos un poco de Nocilla en el centro y colocamos rodajas de plátano sobre ella (unas 3 ó 4).

Vamos llevando cada corte transversal hacia el centro haciendo la trenza y sellando bien los extremos para que no se nos abran al hornearse.


Precalentamos el horno 180º (calor arriba y abajo).

Horneamos las trenzas durante 15 minutos.


Sacamos del horno y dejamos que se templen. Espolvoreamos azúcar glas por encima.


Receta rápida, fácil y muy rica.

Nos vemos muy prontito con nuevas recetas.

¡Os queremos!






jueves, 14 de septiembre de 2017

Pan de molde


Si digo que ha sido una maravillosa experiencia hacer mi propio pan de molde me quedo corta, ha sido ¡extraordinario! Os lo prometo, jamás pensé que me enriquecería tanto hacer una receta (así es la cocina, nos sorprende cada día)

Desde Instagram, un grupo de blogueras nos hemos unido hoy al movimiento #estosiespandemolde, y vamos a llenar la red social de fotos de él, incluida receta en los blogs. Pues aquí está el mío, con un mimo y un cariño que ni os podéis imaginar (y más cuando el bocadillo del cole de Arturo se lo hago con él) ADIÓS aditivos, conservantes...¡HOLA comida sana!


Además es que tiene un sabor...que no os lo puedo explicar, ojalá pudiera daros un trocito a cada uno para que lo entendierais. 

Tal cual veis las rebanadas, así de bien se cortan, ni una he desechado para las fotos (y porque una manecilla inocente me la fue quitando alguna...jeje)


Sé que en estos tiempos de mucho correr y de no tener tiempo para nada, tal vez pensar en estar toda la mañana pendientes de hacer el pan es un poco engorroso, pero os aseguro que merece la pena, ya no por el sabor (que repito es increíble) sino por saber lo que estamos comiendo, por darle a nuestros hijos algo tan natural como nuestro propio pan (por curiosidad leer los ingredientes de cualquier pan de molde que compréis y compararlos con los que yo os doy...).


Pan de molde
(Adaptación de la receta de María Lunarillos)

Ingredientes (todo depende del molde que utilicéis, a mi me salieron 2):
  • 660gr de harina de fuerza
  • 220gr de leche (yo usé semidesnatada)
  • 220gr de agua
  • 25gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 10gr de sal
  • 5gr de azúcar
  • 17gr de levadura fresca (yo uso la que viene en taquitos del Mercadona, pero podéis comprarla en cualquier panadería)

Elaboración:

Comenzamos haciendo el prefermento (que ayudará al levado de la masa), para ello en un bol o cuenco pequeño echamos la mitad de la leche tibia, la levadura desmenuzada, una cucharadita de azúcar (de los 5 gr que tenemos preparados) y 2 cucharaditas de harina (de los 660gr) y removemos bien con la cuchara hasta deshacer todos los grumos o casi todos. Tapamos y dejamos que la levadura actúe entre 10 y 20 minutos, todo depende del calor que haga (tiene que quedar como en la siguiente foto, duplicando su tamaño y con mucha espuma). Reservamos.


En el bol del robot de cocina (o en uno normal si el amasado es a mano) mezclamos la harina, el azúcar y la sal. A continuación añadimos la mantequilla, el agua y la leche, y mezclamos con una cuchara de madera hasta que se integren un poco los ingredientes (foto1), seguidamente añadimos el prefermento y volvemos a mezclar un poco (foto2).


Ahora toca amasar. Si lo haces con robot de cocina (con el accesorio de gancho) debes ponerlo a velocidad media durante 10 minutos. Si es a mano tardarás un poquito más, alrededor de 20 minutos, hasta conseguir una masa que se despega de las paredes del bol o de las manos pero que  tiene un punto pegajoso pero manejable.


Una vez hecha la masa, untamos un bol grande con aceite, hacemos una bola con la masa y la colocamos en el bol con la costura hacia arriba. Tapamos con un trapo y la dejamos reposar entre 1 hora y 1 hora y media (dependiendo del calor que haya en casa), la masa debe doblar su volumen (en mi caso fue 1 hora)


Una vez que la masa ha crecido, enharinamos nuestra mesa de trabajo y volcamos sobre ella la masa. Con las manos la aplastamos muy bien para quitarle todo el aire y le damos forma rectangular. Volvemos a tapar con el trapo y la dejamos reposar 5 minutos.


Pasado este tiempo enrollamos la masa desde un lateral hacia el otro (de derecha a izquierda, o al revés, pero nunca enrollamos de abajo hacia arriba) apretando bien cada vuelta y los bordes para que sellen bien.
Con esta receta (y según el molde rectangular que tengáis os saldrá 1 pan o 2). En mi caso, mis moldes son pequeños así que corté la masa en dos.


Engrasamos con aceite los moldes y ponemos en el fondo papel vegetal para que sea más fácil desmoldar. Colocamos cada porción en ellos.


Tapamos y dejamos reposar entre 1 hora y 1 hora y media (tiene que triplicar su volumen)


Precalentamos el horno a 230º (con aire), 250º (sin aire) y horneamos los panes durante 15 minutos. Pasado este tiempo bajamos los grados a 190º y horneamos 15 minutos más.

Sacamos del horno, dejamos que se temple un poco y lo pasamos a una rejilla para que se termine de enfriar (cuidado de no quemaros).

En una bolsa bien cerrada dura varios días, aunque se termina pronto la verdad, jeje


Y después de todo esto...¡ya podemos probar nuestro pan! 

¿Os puedo pedir un favor? ¡hacerlo y me contáis! de verdad que os quiero convencer para que lo probéis.

Espero vuestros comentarios y fotos por FacebookTwitterInstagram (recordar etiquetarme para poder verlas).

Un besote guap@s











domingo, 10 de septiembre de 2017

Budín de pan {Receta de aprovechamiento}


Me he dado cuenta que en el ranking de lo más visto del blog triunfan sin duda las recetas en el microondas, jejeje. Y es que en estos tiempos de prisas y agobios si hay algo que nos facilite la vida mucho mejor ¿no?


Así que hoy os traigo este budín de pan, en el cual utilizaremos restos de pan que se hayan quedado un poco duros, y además hecho en 10 minutos en el microondas.


Budin de pan

Ingredientes (para un molde de unos 18cm):
  • 8 rebanadas de pan (de un dedo de grosor aproximadamente)
  • 250ml de leche
  • 2 huevos L
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla 
  • 1 puñado de pasas (opcional)
  • Para el caramelo: 3 cucharadas de azúcar, 1 cucharada de agua, 1/3 cucharada de zumo de limón.

Elaboración:

Comenzaremos preparando el caramelo: para ello en una sartén echamos los 3 ingredientes, los mezclamos bien y calentamos a fuego bajo. Iremos viendo como el azúcar va cogiendo un color tostado, cuando tenga el color del caramelo retiramos del fuego, dejamos que se atempere unos segundos y vertemos sobre el fondo de nuestro molde (apto para microondas).

Mientras se va haciendo el caramelo vamos preparando la masa del budín. En un cuenco desmenuzamos el pan y agregamos sobre él la leche. Dejamos unos minutos hasta que el pan haya absorbido toda la leche.

A continuación añadimos el resto de los ingredientes  excepto las pasas (huevos, azúcar y esencia de vainilla) Trituramos bien con la batidora, hasta obtener una masa homogénea.

Por último añadimos un puñado de pasas y mezclamos bien.

Rellenamos nuestro molde caramelizado con esta crema, lo tapamos (yo utilicé un plato) y calentamos en el microondas durante 10 minutos a máxima potencia.

Si una vez pasado este tiempo aún no esta cuajado iremos calentando en periodos de 2 minutos hasta que esté cocinado (a mi no me hizo falta, se hizo con los 10 minutos)

Sacamos del microondas, dejamos unos minutos que se atempere y lo desmoldamos.

Podéis servirlo tibio o frío, solo o acompañado de una buena bola de helado (ese era mi plan, pero cuando fui al congelador...un ratoncillo había acabado con el jejeje)


¡En casa a gustado mucho!

En el blog tenéis otra receta donde utilizo migas de un bizcocho que se me quemó y solo pude rescatar eso, las migas, pero como no hay mal que por bien no venga hice un delicioso PUDIN DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE AL MICROONDAS. Podéis ver la receta pinchando aquí

Espero que os haya gustado mucho esta receta, y que la pongáis en práctica. 

Podéis seguirnos y mandarnos vuestras fotos por las redes sociales (FacebookInstagramTwitter). Os esperamos.

Mil besos guapossssss





lunes, 4 de septiembre de 2017

Tarta de Crêpes y Mini Cookies


Si hay algo que me encanta de la cocina, y en especial de la repostería, es la infinidad de dulces y variaciones que se pueden hacer. Aunque una tarta clásica siempre es un acierto, me gusta probar cosas nuevas, y cada vez que hay algún cumpleaños me encanta estar días y días buscando eso, un tarta nueva.

Y esta vez, le ha tocado a ella. A esta preciosidad de TARTA DE CREPES Y MINI COOKIES. ¿Y a que evento fue a parar? pues al cumple de mi mami, jejeje.


Además es una tarta súper, pero súper fácil de preparar, y rápida, sin complicación ninguna. Y buena...esta un rato!!!


Tarta de Crêpes y Mini Cookies

Ingredientes (para una tarta hecha con una sartén de unos 18cm aprox.):
  • 16 crêpes aproximadamente (todo depende de la altura que le quieras dar) utiliza la receta que más te guste, incluso de chocolate.
  • 500ml de nata montada con 200gr de azúcar
  • 200gr de galletas mini-cookies (yo las compré en el Mercadona) También puedes utilizar cookies de tamaño normal.
Elaboración:

Primero haremos los crêpes con nuestra mejor receta, incluso si tienes poco tiempo puedes comprar "preparado para crêpes" que venden en algunos supermercados. Dejamos que se enfríen por completo.

Montamos la nata con los 200gr de azúcar. Reservamos.

Trituramos las galletas con un robot de cocina, o en una bolsa aplastándolas, dejando algunas para la decoración. Reservamos.

Para montar nuestra tarta: colocamos un crêpe en nuestro plato y extendemos sobre su superficie nata montada ( un buen truco es utilizar un sacabolas de helado para echar la nata, así en todas las capas irá la misma cantidad). Espolvoreamos por encima galletas trituradas. Colocamos encima otro crêpe y volvemos a realizar el mismo procedimiento (extendemos nata y echamos galletas).

Repetimos este paso con todos los crêpes. 

Para decorar yo he utilizado galletas mini-cookies enteras para que se viera de que estaba rellena, pero podéis hacerle alguna decoración con manga pastelera.

Enfriamos en la nevera unas 2 horas (para que luego al cortarla no se os desmorone, y aunque lo parezca, creedme que se corta bien, jejeje)


Pues así de fácil y rápida es de preparar esta monería de tarta. ¿Os animáis ha hacerla? Espero vuestro comentarios.

Mil besos guap@sssss




jueves, 24 de agosto de 2017

Como preparar una mesa dulce {y no morir estresada, jeje}


Pues sí, si no estoy liada con un niño de 3 años, un poco traviesillo y una bebé de 2 meses y medio, me lío la manta a la cabeza y decido preparar la mesa dulce para su bautizo.

Problema: ¡NUNCA HE PREPARADO UNA!

Así que después de mi experiencia, he decidido dedicarle un extenso post donde os voy a explicar como la he montado, las pautas que he seguido, ¡mi estrés!, lo que me ha salido mal, lo que me ha salido perfecto...en fin, una guía desde mi experiencia por si os queréis aventurar a preparar la vuestra. 



COMO PREPARAR UNA MESA DULCE

1. SITIO Y ÉPOCA DEL AÑO

Lo primero que tenemos que pensar y tener muy en cuenta es el lugar donde irá nuestra mesa. En mi caso era al aire libre, en un hotel-restaurante rural justo al lado del río. Problema que no pensé: la humedad que genera el agua. Problema que me encontré: algunos de los dulces que preparé se humedecieron, por ejemplo los profiteroles, estaban buenos, pero húmedos. Así como las palomitas que puse, todas húmedas...(cosas de novatilla).
Por eso es importantísimo que conozcas el sitio donde la harás, así como la época del año. Ahora en verano es muy complicado utilizar algunos productos (como por ejemplo la nata para las tartas), hay mil opciones para decorar nuestra mesa, y aunque quedan preciosas presidiendo la mesa, hay otras mil opciones que puedes utilizar (en mi caso era la torrecita de profiteroles).
Si es en un sitio cerrado (dentro del restaurante, o en casa para una fiesta de cumpleaños) es más difícil que se te presenten estos problemas, pero no obstante debes pensar en todo.


2. TEMÁTICA

Es importante tener muy claro la temática que tendrá la mesa y no salirte del guión (te ahorrarás muchos calentamientos de cabeza). En mi caso el bautizo era en un medio muy rustico, por lo que mi mesa tendría ese toque. También es muy cómodo tener claro los colores con los que jugarás en la mesa. Desde mi punto de vista no me gustan las mesas con demasiados colores, quitan mucho la atención de la decoración de la mesa, por eso es bueno jugar con 3-4 colores como mucho. En mi caso elegí el blanco, el rosa y el marrón.


3. ORGANIZACIÓN

Una de las cosas que hay que saber, porque a mí me pasó, es que montar una mesa dulce estresa un poco (bueno a mi me estresó mucho), porque tienes muchas ideas en la cabeza, te gustaría que todo saliera bien, pero conforme vas haciendo cosas te das cuenta que tal vez no todo puede entrar en el espacio que tienes, y que se acerca el día y tienes mil cosas por hacer, y no todas salen a la primera (por experiencia). Importante: prepara tu mesa con muchoooooo tiempo de antelación, yo diría que mínimo 2 meses si tienes tiempo. Esta claro que los dulces los tienes que hacer muy cerca del evento, pero si quieres preparar decoración de tarros, cajas...hazlo con tiempo.
Una idea muy buena para visualizar como irá organizada la mesa es hacer un dibujo, a mi me vino muy bien para imaginar como quedaría.


4. ESTRUCTURA DE TU MESA

Como ya he dicho anteriormente, para mi gusto debes elegir un máximo de 3-4 colores, dependiendo del evento. Una buena opción siempre es el blanco, combina con todo y queda muy armonioso.
Si tienes espacio puedes jugar mucho con la decoración, en mi caso compré flores naturales a tono con la mesa, así como un marco con una foto de mi hija.


Si tienes mucho espacio y pocos dulces y complementos no los repartas por toda la mesa, concéntralos en el medio y deja los laterales libres.
Si el espacio es mas reducido, piensa bien lo que es indispensable y prescinde de lo demás. Aun así siempre puedes optar por una mesita auxiliar.
Colocar diferentes alturas en la mesa es lo que le da ese toque profesional y sofisticado. Puedes utilizar cajas (como en mi caso), stand...lo importante es saber coordinar las alturas, coloca lo que quieres que llame más la atención de toda la mesa en la zona central y con la máxima altura que vayas a poner (la tarta por ejemplo) y ve bajando escalones hacia delante hasta que lo último que coloques quede a ras del mantel. 
Importante no colocar a lo loco, para eso tenemos nuestro dibujo previamente hecho, coloca todo de forma que a simple vista se vea organizado y estructurado.


5. LOS DULCES

Para elegir los dulces que irán en la mesa tienes que tener en cuenta a que tipo de invitados van dirigidos. No es lo mismo una boda que un cumpleaños (aunque en todos los eventos hay niños, no hay que olvidarse de eso).
Si eres de la que te lías la manta a la cabeza como yo y quieres hacer todos los dulces tienes que tener claro una cosilla...NO TODO SALE BIEN A LA PRIMERA. Así que mi consejo es que tengas plan B por si algo no sale bien.

En mi caso fueron varias cosas las que no salieron bien, pero...había otra opción pensada. 
Por internet se ve todo perfecto y fácil de hacer, pero creedme, no todo sale. Mi torre de profiteroles iba a ser una torre perfecta pegados unos a otros con caramelo...problema: no se me pegaban y conforme subía escalones de la torre se me iban cayendo. Solución: "escuche a mi marido", jejeje (consejo: escucha a los que tenéis alrededor y sus consejos, tal vez ellos, fuera del estrés que  tú tienes lo ven diferente). Así que hicimos una torrecita amontonando unos encima de otros y quedaron muy bien.

Problema: los mini-cupcakes que siempre me salen bien, la mañana del bautizo un caos, no me subían. Solución: "escucha a los de tu alrededor", una de las opciones que habíamos pensando pero que al final no íbamos a poner eran Filipinos blancos, pues a falta de cupcakes...fui corriendo a la tienda a comprarlos, al colocarlos en el stand quedaban muy sosos, así que a mi suegra se le ocurrió meterlos en los mini-moldes de cupcakes y decorarlos con la buttercream que tenía preparada para ellos. TODO UN ACIERTO, tanto estético como delicioso.


Ya que te esta quedando la mesa preciosísima, puedes regalar a los invitados como detalle del evento algo dulce. Yo hice unas galletas de mantequilla decoradas con fondant, metidas en bolsitas, pero si eso lo ves un poco difícil, puedes llenar bolsitas con chucherías, mini galletitas...lo bueno de esto es que la imaginación juega un papel importante.


El tema de preparar los dulces, después de mi experiencia, es lo que más estresa, ya que es lo último que tienes que hacer y ves como el tiempo se te echa encima. No te niegues a comprarlos hechos si ves que tienes poco tiempo...el trabajo que tiene la mesa ya es de por sí grande.

Si es una fiesta infantil céntrate sobre todo en las chuches (aunque las galletas decoradas con motivos infantiles también son una buena opción), ellos no suelen fijarse mucho en los sabores ni en la complejidad de los dulces, simplemente se ciegan con las chuches jejeje.

Si es un evento donde habrá adultos, aunque la mesa sea dulce debes poner un toque salado. Yo puse palomitas sin pensar en que se humedecerían con la humedad del río. Una opción muy buena hubiese sido frutos secos o galletitas saladas...


6. UBICACIÓN DE LA MESA

Debes colocar la mesa en un lugar importante dentro de la zona donde se celebra el evento. Has pasado mucho tiempo preparándola y debe ser presentada como el mejor detalle que has querido hacerle a tus invitados.
Tiene que tener visibilidad de toda ella, y ser muy accesible a todos sus rincones, ya que por todos lados se podrán degustar los dulces.


7. OTROS DETALLES

Para darle un último toque a tu mesa puedes preparar letreritos para identificar cada uno de los dulces que la componen, queda muy elegante. A mí por falta de tiempo fue imposible hacerlos (y eso que empecé bastante prontito a preparar cosas) pero como ya os he contado...se os echa el tiempo encima sin daros cuenta.
También podéis decorar con globos y banderines, sin salirse nunca de los colores elegidos.

**************************

Desde mi punto de vista, esto es lo más importante a la hora de preparar una mesa dulce. La verdad que ha sido una experiencia increíble, no voy a negar que llegué un poco al límite en algún momento (sobre todo preparando los dulces) pero si tienes ayuda al lado, no hay problema, jejeje.

Espero que os sirva un poco si estáis pensando en preparar una, y por supuesto que si creéis que falta algún punto que explicar me encantaría oír vuestra opinión y experiencia.

Un besote enormeeeeeeee







lunes, 7 de agosto de 2017

Bizcocho de plátano, coco y nueces



En casa somos unos apasionados de los bizcochos caseros, la verdad que nada tienen que ver con los comprados, a parte de que sabes perfectamente los ingredientes que lleva puedes hacerlos de mil sabores y formas.


El que hoy os propongo es un bizcocho suave y delicioso. Yo le he puesto nueces, pero podéis añadirle cualquier fruto seco, o pepitas de chocolate...eso ya a gusto del consumidor.


He utilizado un molde de porciones individuales que compré en el Lidl, y quedan super monos, jejeje, pero podéis utilizar el que tengáis en casa, redondo, rectangular...


Bizcocho de plátano, coco y nueces
(Adaptación: Pequerecetas)

Ingredientes:
  • 60gr de mantequilla sin sal
  • 195gr de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • Pizca de sal
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 200gr de azúcar
  • 2 huevos L
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 3 plátanos maduros (2 si son muy grandes)
  • 50gr de coco rallado
  • Nueces al gusto
  • Azúcar glas para espolvorear

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo.

Untamos nuestro molde con mantequilla.

En un bol ponemos todos los ingredientes secos, excepto el azúcar. Reservamos

En el vaso de la batidora ponemos los huevos, la mantequilla, el azúcar, la esencia de vainilla y el plátano cortado en trozos. Batimos. No hace falta que todos los trozos de plátano estén batidos, si queda alguno será un placer encontrarlo en el bocado de bizcocho, jejeje

Añadimos el coco y mezclamos bien.

Pasamos esta crema a un bol grande y vamos añadiéndole poco a poco los ingredientes secos, mezclándolos con movimientos envolventes.

Vertemos la crema en el molde engrasado y horneamos durante 40 minutos (todo depende de vuestro horno, comprobarlo antes de sacarlo) si está húmedo por dentro lo dejamos 10 minutos más.

Pasado este tiempo lo dejamos enfriar en una rejilla.

Por último espolvoreamos azúcar glas por encima.


Una receta muy fácil para compartir en familia ¿verdad?

Espero vuestros comentarios :)

Y si lo hacéis no dudéis en mandarnos la fotillo que la veamos (podéis hacerlo a través de nuestras redes sociales)

Un besote gordo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...